Como expertos en el tratamiento de la madera en Jerez de la Frontera orientado a erradicar la presencia de termitas o carcoma, podemos garantizarte que la mayoría de las plagas que sufrimos en verano, no desaparecen con la llegada del frío. En algunos casos, todo lo contrario. Hoy vamos a hacer un repaso por algunas de las plagas más comunes que sobreviven al invierno.

Las bajas temperaturas, las heladas o la lluvia no son el escenario preferido para los roedores que, al contrario de lo que podamos pensar, se instalan plenamente en nuestro domicilio donde encontrarán el calor y la comodidad anhelados para vivir confortablemente durante estos meses de clima hostil. En este sentido, que no se dejen ver no significa que hayan desaparecido, al contrario: dejan de asomarse a las calles y a las alcantarillas para refugiarse en el interior de los hogares que invaden, especialmente ocupando las cámaras de aire del suelo y del techo.

Las cucarachas también son otra de las plagas que asociamos a los meses calurosos pero sin embargo en invierno también están ahí. Al igual que las ratas y ratones, lo que ocurre es que se dejan ver menos y no circulan tan libremente por las superficies de nuestro hogar sino que se esconderán cerca de las tuberías de agua caliente que están cerca del baño o la cocina.

El tratamiento de la madera en Jerez de la Frontera que realizamos en nuestra empresa tampoco entiende de fechas y el invierno es una de las épocas en la que seguimos realizando este servicio, ya que el avance de las termitas está muy asociado al olor de madera húmeda. Los primeros meses del otoño son determinantes para su proliferación, de ahí que no debas bajar la guardia si sufres o has sufrido termitas en casa.

En Aplicaciones FumiServ te aconsejamos sellar todos los lugares por los que puedan entrar y esconderse cualquier insecto o similar. Presta especial atención a las grietas, la zona de tuberías y radiadores o cualquier hueco que encuentres en las paredes. Y no olvides que en invierno, las plagas no desaparecen.